This One Summer o sé lo que hicisteis el último verano.

This One Summer llegó a nosotras por medio de Comic Book Legal Defense Fund. Una organización que lucha por la libertad de expresión de este medio ya sea en sus escritores, editores, lectores o bibliotecas. Cada cierto tiempo hacen una lista de las obras que han sido censuradas o retiradas de bibliotecas de ciertos estados americanos, ya que se han llegado a considerar pornográficos (Blankets de Craig Thompson), adoctrinamiento islámico (Persépolis de Marjane Satrapi), o por contenido LGTBQIA+ (Fun Home de Alison Bechdel)

En el caso de This One Summer la crítica lo caracterizó por ser un cómic de contenido sexual, no recomendado para ciertos grupos de edad (aún seguimos sin entender a qué se refiere con esto) y por contenido LGTBQIA+. Es evidente que la censura siempre ha sido muy sensible con respecto a lo que es la vida real y en este caso, la adolescencia.

This One Summer es una anécdota de verano, un acontecimiento de los que confiesas cuando estás en una habitación con una luz tenue. Una historia que tienes que contar y que quieres oír porque de alguna manera, te ha atrapado.

Como todos los años, Rose pasa las vacaciones con sus padres en una casa del lago en la playa de Awago (Canadá) donde también está su amiga Windy. Son amigas prácticamente desde que tienen memoria. Han compartido grandes momentos y pasatiempos que cumplen prácticamente a rajatabla, pero este verano, las olas que parecían más lejanas están llegando a sus orillas. Se adentran en un nuevo mar de aguas cálidas que únicamente es fría y oscura en la profundidad, más allá de sus pies… pero aún son jóvenes y su vitalidad es lo que les lleva a estar flotando por encima del suelo. La adolescencia: la primera vez que algo extraño roza tu cuerpo, aprietas los dedos de los pies y los hundes en la arena sintiéndote pesada y lenta, sin saber reaccionar al fuerte cambio de la marea.

Antes que nada queremos decir que los cómics autobiográficos nos dan mucho respeto: no nos atrevemos a decir un “no me han gustado / me parecen una mierda”. Hay mucho valor en coger fragmentos de tu vida y retratarlos para que otras personas te miren con lupa para luego juzgarte abiertamente… hay un ser vivo palpitante detrás de esas páginas.

This One Summer o Aquel Verano es un cómic que nos gusta más por cómo se expresa visualmente que en su narrativa. Con una secuencia de imágenes detalladas casi te llega el olor de la barbacoa que están celebrando, casi dejas de respirar cuando alguno de sus personajes está bajo el agua o escuchas la hierba seca crujir al paso.

Esta vez me ha tocado a mi escoger un cómic y convencer a Victoria de que se lo leyese y es que yo siempre me quedo atascada en la misma página, ya casi al final, cuando entiendes por lo que está y ha pasado la madre de Rose. Me quedo pensando cómo tuvo que ser ese momento. Por muy macabro, desolador –  y demás adjetivos que sirvan para describir esa escena – , me parece una imagen tremendamente potente, de una gran belleza y más cuando las viñetas anteriores son cuerpos flotando en el agua, como un acontecimiento de lo que va a ocurrir: pasar de un pequeño mar en el vientre materno a un gran océano desconocido.

Y me quedo ahí. Es donde más me duele este cómic porque literalmente se queda ahí.

Vamos al principio porque esta escena de la que estamos hablando es prácticamente el final.

Rose es una preadolescente y todo el cómic está enfocado desde su punto de vista. Tiene una gran curiosidad por ese mundo de las hormonas, del cual, algo escucha con sus llegadas al videoclub donde alquila con su amiga películas de terror con Windy, para así reafirmarse en su ‘ya soy mayor para estas cosas’. Nada que ver con el rito de paso de It de Stephen King… más o menos.

Todo en el cómic surge de una manera muy natural. El poder nostálgico del verano queda evocado desde un primer momento a través de los recuerdos del padre, pero pronto será su hija quien ocupe ese papel.

Un mundo que queda retratado de una manera íntima y delicada, primero con las chicas bromeando sobre el tamaño y el desarrollo de sus pechos, luego con un tono humorístico, jovial cuando sienten un puaj ante dos adolescentes besándose… que casi hace que nos podamos poner aquí simbólicos con que sea una chuchería en forma de pie lo que ‘pisa’ a esta imagen o que luego sea un ciervo quien siendo perseguido por las chicas les lleva a una zona en el bosque donde saben que aquella pareja ha tenido un encuentro sexual.

Ya digo, el cómic tiene para sacarle cosas de este tipo si nos queremos poner “la cortina es azul porque refleja el estado de ánimo del personaje”… ¿y This One Summer usa ese color…? Cosas así.

En este cómic tenemos un triángulo familiar: Evan, Alice y Rose, nuestra joven protagonista quien nos llevará por una historia tierna, amarga, plaga de recuerdos. Una voz con una falta de juicio debido a su inexperiencia que nos da la sensación que los temas más importantes de este cómic quedan totalmente desaprovechados. No es que esto lo haga ser una mala lectura. Su final resulta como eso, una pequeña anécdota, algo que contar de noche con los ojos cerrados para y que luego se haga el silencio.

Desde un primer momento todos los personajes quedan caracterizados, sobre todo la personalidad de Alice quien se mantiene distante de su marido y se muestra algo estricta con su hija.

Toda acción de conflicto queda anulada. ¿En pos de un tema mayor como la falta de comunicación, la empatía?

”It’s all about adult junk that doesn’t mean anything”  /

“You don’t even want to be happy”

Decimos esto porque durante todo el relato Rose se mantiene neutral ante la situación.

Es una chica de casi unos quince años que se siente más unida a su padre que a su madre. Esto es fácil de ver en una primer lectura ya que es Evan quien anda con bromas absurdas y es más atenta con su hija. Alice en cambio parece ausente, ofuscada ante los insistentes planes del resto de su familia por ir a bañarse, de disfrutar de las vacaciones. Responde muy cortante hasta que incluso Rose reprende contra ella con frases muy hirientes que luego quedan en nada.

“You’re making everything sad!”.

Incluso aunque ella misma es quien descubre y nos desvela así el motivo de la depresión de su madre, Rose no exterioriza ningún sentimiento de ningún tipo. Y es una verdadera lástima porque sentimos que los grandes conflictos (el estrés de lidiar con embarazos no deseados, el fracaso en el deseado, la depresión, la unidad familiar) quedan totalmente apagados. Nadie parece reconciliarse con nadie, al menos no Rose y Alice. El único personaje que igual puede sacar algo en claro es la madre quien parece haber ¿superado? su trauma al salvar a Jenny del ahogamiento. Quizás y sólo quizás en las últimas viñetas se muestre un pequeño intento de reconciliación entre Rose y Alice: ante el comentario de Evan por un ‘Turkey Jerky’ ambas están de acuerdo en que es ‘asqueroso’.

La manera en cómo se han tratado estos temas nos da bastante rabia porque la autora es consciente de estos temas, pero al final no hay… nada. No sabemos qué miraron estas autoras a aquellas aguas tan profundas y queremos saber qué sintieron.

Tras pasar la última página entre nosotras y el cómic hay un silencio. Todo se queda como en una pequeña conversación, una leve brisa.

Bonus Round:

Gracias a Wikipedia ❤

The Texas Chainsaw Massacre: es una película de terror independiente de 1974, producida, escrita y dirigida por Tobe Hooper. Un triunfo de bajo presupuesto, su impacto sigue fuerte hasta el día de hoy, nunca fue superada por otras sucesoras del subgénero que creó — Anton Bitel, sobre el legado de la cinta.​».

Jaws: es una película estadounidense de terror, suspense y aventuras estrenada en 1975. Dirigida por Steven Spielberg, se basa en la novela homónima del escritor Peter Benchley.

Nightmare on Elm Street: es una película de terror de 1984, fue distribuida por New Line Cinema, escrita y dirigida por Wes Craven. Se trata de la primera aparición del paradigmático psicópata del cine de terror adolescente de 1980, Freddy Krueger, interpretado por Robert Englund, quien dio vida al personaje en otras siete secuelas más y una teleserie. La película fue un éxito de crítica, revitalizando el género “slasher”, muy desgastado en la época, y uno de los sleeper hits de 1984.

Rush: es una banda canadiense de rock progresivo formada en agosto de 1968 en el barrio de Willowdale de Toronto, Ontario. Su álbum debut está fuertemente influido por el blues rock británico: una amalgama de sonidos y estilos de bandas como Cream, Led Zeppelin y Deep Purple

Sex and the City: fue una serie estadounidense de televisión por cable basada en el libro del mismo nombre escrito por Candace Bushnell. Se transmitió por primera vez a través del canal HBO, desde 1998 hasta el 2004. Una comedia de situación con elementos dramáticos, la serie a menudo abordaba problemas socialmente relevantes, como el papel de la mujer en la sociedad.

X-men: grupo de superhéroes del Universo Marvel creado por Stan Lee y Jack Kirby. Hicieron su primera aparición en septiembre de 1963, en las páginas del cómic (The Uncanny) X-Men # 1.