Bella Muerte

Hoy en Avocadon’t and illustrated review os traemos Pretty Deadly (Bella Muerte en la edición española… que Victoria no se explica cómo lo han podido traducir así) llevado a cabo por dos mujerazas como Kelly Sue DeConnick y Emma Ríos.

Lo primero que nos llamó la atención fue su género: el western. Uno que, a pesar de ser de los más básicos en el cómic (del año cataplam) creemos que no hemos vuelto a ver y – mucho menos – de manera híbrida: aquí está mezclado con la fantasía dando lugar a una especie de realismo mágico.

Va siendo hora de dejar las cosas claras en este blog y vamos a aprovechar con este cómic. No siempre estamos de acuerdo para reseñar lo que leemos. Aunque nuestros gustos se parecen y nos queremos, a veces le tengo que suplicar piedad por unos cómics y ella me tiene que dar dos hostias para que vea con otra cara lo que leo (y le doy la razón)

En donde sí estamos de acuerdo con este, es que el dibujo es una pasada (está bien) y la historia cumple su propósito: echas un buen rato. Sí es cierto que – y sobre todo en el segundo – se vuelve un poco barroca su lectura. A veces tenía que releer de dónde habían salido los personajes o cuál era el objetivo de cada uno.

No conseguimos meternos en la historia. Todo era como ver fuegos artificiales. Diseños de personajes interesantes, planos reconocibles del género western, pero éramos sólo espectadores. O más, somos espectadores de otros espectadores: el conejo y la mariposa.

Sí es una premisa original, que nos gusta, una hibridación de género que nos ha gustado, pero igual le faltan más números para que todo pueda desarrollarse y gustarnos del todo.