Our Super Adventure: Press Play to Begin

Creo que no hemos podido escoger mejor momento para hablar de Sarah Graley porque ¡se casa! Ya, ya sabemos que esto no tiene ninguna relevancia a la hora de hablar de sus cómics, pero es que llevamos tanto tiempo viendo sus viñetas, que esto nos da, como mínimo, mucho hype para las viñetas que están por venir. Evidentemente ha hecho una viñeta de esto, gato incluído.

Da igual si no conocéis el nombre de Sarah Graley (…bueno, más o menos. A nosotras nos parece feo) porque seguro que habéis visto por el Internet sus viñetas tan de vida cotidiana y tan ‘quita que me estás robando las mantas’. Si te gustan los gatos, la pizza y los momentos no tan ñoños con tu pareja, pero totalmente vosotros, este es tu webcomic!

¡Pero Avocadon’t…! ¿entonces no es otra vez lo mismo que Philippa Rice o Sarah Andersen?” ¡Pedazo de carne humana, cómo va a ser lo mismo! ¿No ves que son estilos distintos y que evidentemente, al ser vidas distintas es imposible que sean iguales? Además, que es muy sano ver este tipo de viñetas tan cuquis mostrando sus pequeñas anécdotas en pareja. ¿Podemos establecer para estos cómics el voyeurismo cuquil o nos hemos pasado? Es que el término ‘costumbrista’ casi nos da olorcillo a potaje mientras la ciudad de Vetusta duerme la siesta…

Fuera coñas. Sarah Graley tiene todo su contenido online y publicado en Oni Press y ¡estáis de suerte! porque van a reeditar Our Super Adventure: Press Start to Begin con portada nueva el año que viene. Además de eso – vosotres, futuros artistas – tiene su propio canal de Youtube en donde podéis ver timelapse de sus cómics y acaba de estrenar un podcast (Our Super Podcast, imaginación a tope ahí, Sarah) con Stef, su pareja, en el que hablan de cosas que les molan. Vale la pena aunque sólo sea por sus acentos británicos

Poniéndonos un poquito más serias con sus viñetas, este tipo de cómics nos encantan porque dentro del humor, de los momentos ridículos y de las tonterías que viene a ser la vida en pareja, te hacen apreciar esos momentos en tu propia pareja, o incluso con tus amigos. Si nos decís que vosotros no acabáis mandando estas viñetas a la gente porque os recuerda a ellos, vamos a saber que es mentira.

Si os habéis enamorado del dibujo y el sentido del humor de Graley y queréis más, o quereis pasar del voyeurismo al bollerismo (CHISTACO), os recomendamos Kim Reaper, que tiene aquí nuestra reseñica.

Anuncios